lunes, 16 de enero de 2012

¿Existe una hormona antiobesidad?

Se llama irisin, se encuentra en los músculos y actúa sobre las células del tejido adiposo, según publican científicos del Instituto del Cáncer Dana Farber (Estados Unidos) en el último número de la revistaNature. De forma natural se produce cuando hacemos ejercicio físico regular durante varias semanas, por lo que su incremento podría ser responsable de parte de los beneficios del deporte para la salud. Además, el aumento de su concentración se traduce en un mayor gasto energético total. Incluso podría aumentar la esperanza de vida, según sugieren experimentos con roedores.