miércoles, 1 de febrero de 2012

Optimismo desde la infancia

CONSUMER EROSKI (POR NÚRIA LLAVINA RUBIO) MIÉRCOLES, 01 DE FEBRERO DE 2012
Los más pequeños entienden que pensar de manera positiva les hace sentir mejor, aunque no saben cómo utilizar el optimismo para las situaciones negativas Una de las mejores enseñanzas que los progenitores pueden transmitir a sus hijos es una actitud saludable frente a la vida, prepararles para tratar con las dificultades y desafíos que se les presenten de una manera provechosa. Uno de los caminos para lograrlo es ayudarles a ver el lado bueno de las cosas, un aspecto que no tiene por qué estar ligado a inocencia e ingenuidad. Además, es recomendable hacerlo desde la infancia más temprana: una investigación sobre este tema revela que los niños entienden que pensar de manera positiva les hace sentirse mejor.