martes, 29 de marzo de 2016

LOS EDULCORANTES ARTIFICIALES INDUCEN INTOLERANCIA A LA GLUCOSA MEDIANTE LA ALTERACIÓN DE LA FLORA INTESTINAL.

A pesar de que los edulcorantes artificiales representan un recurso útil para la pérdida de peso o para prevenir la diabetes, y que los nutricionistas suelen recomendar, un nuevo estudio llevado a cabo por científicos del Instituto Weizmann de Ciencias (Israel) ha revelado que esta sustancia, empleada para reducir el consumo de azúcar, podría contribuir al desarrollo de la intolerancia a la glucosa (una forma de prediabetes) y la enfermedad metabólica. (ver más)

viernes, 18 de marzo de 2016

Dormir bien, un sueño que se puede cumplir

Los trastornos del sueño constituyen hoy en día una epidemia global que afecta la salud y la calidad de vida de las personas.

A nivel global, se estima que hasta un 45% de la población sufre algún tipo de problema que perturba o disminuye la calidad de sueño, según varios estudios desarrollados en la última década.

El Día Mundial del Sueño, que se celebra hoy, es una iniciativa promovida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM, por su siglas en inglés) tendiente a aumentar la conciencia en la población sobre los trastornos de sueño y el problema que representan éstos para la sociedad en su conjunto.


"El buen descanso es uno de los tres pilares para gozar de buena salud, junto con una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico. El dormir ocupa la tercera parte de nuestra vida, por lo tanto, todo lo que lo perturbe y/o disminuya su calidad, estará afectando la salud", explicó a LA NACION la doctora Mirta Averbuch, jefa de Medicina del Sueño del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro. (ver más)

martes, 15 de marzo de 2016

La falta de sueño aumenta los antojos de comida, según un nuevo estudio

Activa los mismos receptores que la marihuana,

Durante ya algún tiempo, varios estudios han revelado que la falta de sueño puede provocar obesidad. Pero ahora los investigadores están explorando los mecanismos que llevan a nuestros cerebros a sentir antojos de comida que no necesitan por falta de sueño.

Un estudio publicado recientemente en la revista SLEEP sugirió que los receptores cerebrales culpables de los antojos en personas que no han dormido son los mismos que se activan con la marihuana. Básicamente, no dormir puede provocar hambre, mucha hambre.


El estudio exploró los receptores afectados por los endocanabinoides -nombrados a partir del cannabis- que están involucrados con los antojos que resultan por la falta de sueño. La reducción del sueño en los sujetos de estudio causó niveles amplificados de endocanabinoides en la sangre, lo cual provocó más ataques de hambre. (ver más)