lunes, 11 de enero de 2016

¿Cuánto importa la cantidad de grasa que consumimos?



¿Es la grasa el gran mal de nuestra época, responsable de seducirnos con su deliciosa suculencia hacia una prematura y ancha tumba?

O, ¿será que es tan malentendida como lo es sabrosa y merecedora de ser reincorporada otra vez en nuestro menú con entusiasmo?

A medida que la campaña contra el consumo del azúcar ha tomado mayor fuerza en el último par de años, cada vez hay más voces pidiendo la redención de la grasa.

Durante décadas ha sido tildada de enemiga número uno y el rótulo de alimentos "sin grasa" se usa para convencernos de que lo que estamos comprando es saludable.

El problema es que "sin grasa" puede referirse tanto a las verduras como a una inteligente manera publicitaria que en realidad significa "le sacamos toda la grasa y la reemplazamos con un motón de azúcar". (ver más)