martes, 25 de agosto de 2015

Las malas noticias de la ciencia para las dietas bajas en carbohidratos

Puede que tengan muy mala reputación entre muchos de los interesados en bajar de peso, pero todo indica que hace miles de años los alimentos ricos en carbohidratos –como los tubérculos– fueron claves para que nos hiciéramos más inteligentes.

Esa es al menos la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, el University College of London y la Universidad de Sidney, quienes afirman que el consumo de plantas ricas en almidones fue fundamental para la evolución de nuestra especie.

La razón es sencilla: la glucosa es uno de los principales combustibles del cerebro.

Y, según el estudio, el desarrollo de nuestra capacidad para obtener azúcares de los carbohidratos –y en particular de los almidones– fue lo que sostuvo el acelerado crecimiento del cerebro "que empezó a notarse a partir del pleistoceno medio". (ver más)

viernes, 21 de agosto de 2015

Kuusela (físico): “Al cerebro se le puede enseñar a actuar en nuestro beneficio”


Kuusela (físico): “Al cerebro se le puede enseñar a actuar en nuestro beneficio”

“El cerebro siempre está trabajando, aunque estés sentado sin hacer nada, y puede ser enseñado para actuar en nuestro beneficio”, ha asegurado a Efe el físico teórico Jyri Kuusela, que trabaja para la Agencia Espacial Europea (ESA) e impulsa en España la implantación del “neurofeedback”

Creencias populares como que usamos sólo un porcentaje ínfimo del verdadero potencial cerebral “son falsas, porque este órgano trabaja continuamente, guardando o descartando información, evaluando y haciendo su propio mantenimiento”, afirma este científico finlandés.

Incluso durante el sueño, su actividad es similar al período de vigilia, según estudios como el publicado este mismo mes por especialistas franceses, norteamericanos e israelíes. (ver más)

martes, 11 de agosto de 2015

Una nueva investigación sobre la dieta MIND concluye que puede ayudar a enlentecer el deterioro cognitivo en el envejecimiento normal y potencialmente traducirse en una menor incidencia de demencia.

Hace unos meses se hizo noticia la dieta MIND, un enfoque dietético diseñado específicamente para disminuir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Es un híbrido entre la dieta Mediterránea y la llamada DASH, Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoque dietético para detener la hipertensión). En el primer estudio publicado en la revista Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association se concluía que las personas que seguían rigurosamente la dieta podían disminuir la posibilidad de padecer alzhéimer hasta en un 53%. (Ver más)